lunes, 29 de agosto de 2016

1736 Araquil merced de separación para Eguiarreta Echarren Ecay y Zuazu

1736: Merced de separación para Eguiarreta, Echarren, Ecay y Zuazu.
“Real gracia concedida por el Virrey con poderes reales a los lugares de Eguiarreta, Echarren, Ecay y Zuazu separándolos del Valle de Araquil con Alcalde propio por 200 ducados, que ofrecían de donativo para reedificar la Casa de Roncesvalles, que se había incendiado. Se opusieron los demás pueblos del Valle y se comunicó a la Diputación del Reino”.
            El incendio, que arrasó Roncesvalles, ocurrió el 18 de octubre de 1724.
            La solicitud la hacen el 19 de marzo de 1736 y se aprueba acto seguido con el nombre de “Cendea de Medio del Valle de Araquil”. Nombraron por primer Alcalde a Juan Miguel Irurzun, vecino de Eguiarreta, y por escribano del Juzgado a Andrés Lizarraga.
            “Don Joseph Francisco Cienfuegos y Valdés, Cavallero del Orden de San Thiago del Consejo de Su Magestad y Su Regente en el Real y Supremo de este Reino de Navarra, en cargos de Virrey de él, etc.
            Por quanto Su Magestad (que Dios guarde) se sirvió despachar la Real Cédula del thenor siguiente:
            El Rey. Rexente del mi Consejo de mi Reino de Navarra: haviéndome representado el Subprior y Cavildo de la yglesia de Roncesvalles (que es de mi Real Patronato) en memoria, que pusieron en mis reales manos, haver acaecido el día de San Lucas, diez y ocho de octubre del año de mil setezientos veinte y quatro un incendio tan boraz, que sin poderlo remediar, redujo a cenizas asta onze casas de Canónigos Racioneros ministros de dicha yglesia y refectorio y dormitorio de la Comunidad, Sala Capitular, Secretaría y antesala del Choro con parte de la torre del campanario, haviéndose podido salvar solo, casi de milagro, la yglesia, ospital, casa prioral y cinco canónicas con los papeles del Archivo, perdiendo los ministros de la yglesia los más de sus bienes muebles, cuyo accidente los tiene consternados en gravísima y estrecha incomodidad manteniéndose en ella para que no cesen los oficios divinos y aquella ospitalidad general, que administravan, imposibilitados totalmente al reparo de esta ruina por no haver fondos para ello en la masa y mesa común, expresándome al mesmo tiempo la antigüedad de la erección de dicha yglesia y la ospitalidad tan grande, que allí se exercita con los peregrinos sanos y enfermos, que vienen de la Francia, Italia, Alemania y otras partes a visitar el cuerpo del Apóstol San-Thiago, y de España pasan a Roma y Jerusalén, a que se añade la asistencia al culto divino y ser la yglesia aposentamiento para nuestras reales personas, en cuya consideración me suplicavan fuese servido de atender a dicha yglesia y ospital para su conservación por el medio de algunos advitrios, que me proponían para el reparo de tanta ruina como la referida, que sería inaccesible sin mi Real Patrocinio, sobre cuya representación e instancia se han tenido presentes en mi Consejo de la Cámara diferentes noticias e informes pedidos a este fin, y visto en él por resolución mía a consulta suya he tenido por vien daros comisión como por esta os la doy para el beneficio de algunas gracias y facultades, provisiones, cédulas y demás despachos, que fueren necesarios para su devida execución y así mismo mando a los de mi Consejo de ese Reyno, que siendo presentadas ante ellos qualesquiera cédulas o despachos dados en aprovación y conformidad de lo que vos obráredes en ese Reyno en virtud de esta comisión, o solo como dicho es con vuestra rúbrica, y señal ordinaria, den para su observancia las sobre cartas y despachos, que combengan para su entero cumplimiento, sin embargo de qualesquiera leyes y precmáticas, fueros y otros usos y costumbres expeciales y generales echas en Cortes del dicho Reyno o fuera de ellas y qualesquiera capítulos de visita de él y otra qualquiera cosa que aya o pueda haver en contrario, con todo lo qual y para en quanto a esto toca y por esta vez dispenso y lo abrogo y derogo, caso y anulo y doy por ninguna y de ningún valor ni efecto, quedando en su fuerza y vigor para en lo demás al delante y haviendo resuelto al mismo tiempo aplicar a esta ruyna el importe del Subsidio y Escusado, que me pagan el Prior y Cavildo de dicha yglesia de Roncesvalles, cada uno por su tercia parte, de las rentas que gozan por este quinquenio, a cuyo fin he dado la Orden conveniente a la parte donde toca para su cumplimiento, os cometo y encargo también la quenta del dicho Subsidio y Excusado para que junto con la del Beneficio de dichas gracias antecedentes las tengáis muy puntual y seguras del todo, de manera que no se exija ni perciva la Fábrica de la dicha Casa de Roncesvalles por una ni otra Gracia más caudal que el preciso para la obra, sacándola al pregón y rematándola en el mejor postor con vues SIGUE COMPLETO EN PDF

domingo, 28 de agosto de 2016

1700 Araquil en disputa por el cargo de Alcalde

1700 Araquil en disputa por el cargo de Alcalde
Luis de Eraso y Echebelz, cuyos son los Palacios de Ijurieta y Echeverri, pretendiendo obtener merced de Alcalde perpetuo y hereditario del Valle de Araquil, ofrece 1000 ducados al Rey.
            Desde Madrid, el 26 de octubre de 1700, se pide información por dicha solicitud.
            “Regente y los de el mi Consejo del mi Reino de Navarra: Por parte de Don Luis de Eraso y Echevelz me a sido hecha relación es Diputado y dueño de los Palacios de Ipurieta y Echaverri, que los dueños y antepasados de su Casa de Echaverri, sita en el Valle de Araquil, an sido Alcaldes perpetuos de dicho Valle por espacio de más de duzientos años, haviéndoles honrrado los Señores Reyes con este empleo en atenzión a lo que cada poseedor en su tiempo se ocupó en el Real Servicio y a ser dicha Casa una de las calificadas del dicho Reino, y como tal son llamados sus poseedores a las Cortes en el Brazo militar y tienen acostamiento, que son los distintivos de maior Nobleza en ese Reino. Y aunque estando sirviendo dicho empleo de Alcalde, Remiro de Eraso, ascendiente del suplicante se intentó pleito a ynstanzia de dicho Valle, pretendiendo que dicho oficio fuese añal, y se mandó así por declaraziones conformes de vista y revista de ese Consejo, para después de los días del dicho Ramiro de Eraso, y que a éste subce

domingo, 31 de julio de 2016

1736 Araquil con intentos de segregación

1736 Araquil con intentos de segregación
            El lunes 19 de marzo de 1736 los vecinos de los lugares de Eguiarreta, Ecay, Zuazu y Echarren acuerdan y presentan un memorial acerca de sus intenciones de separarse del Valle de Araquil:
“En el lugar de Ecay a diez y nueve de marzo de mil setecientos treinta y seis... han tratado y conferenciado sobre ello y tienen resuelto, y siendo necesario resuelven de nuevo el intentar la tal separación de dicho Valle con facultad de gobernarse de por sí dichos quatro lugares, como si fuera un pueblo solo con un Alcalde para lo jurisdiccional y el escribano del juzgado, que eligieren, y su Almirante o Alguacil y demás ministros, que necesitan para el exercicio de su jurisdicción... dichos quatro lugares... se ha de gobernar cada uno en lo político por sus Regidores, y en lo jurisdiccional así en ellos como en todo el territorio y términos por medio del Alcalde, que nombraren anualmente, que en el primer año a de ser del dicho lugar de Eguiarreta, el segundo del de Echarren, el tercero del de Ecay, y el quarto de Zuazu, y así en esta misma forma alternando a perpetuo aziéndose el nombramiento de tal Alcalde, escribano del juzgado y Almirante o Alguacil por los vezinos del lugar donde tocare aquel año, y que con solo este nombramiento y recivírsele el juramento por el Alcalde que acavare, no resultando impedimento, aia de ser puesto en posesión y tenido,

sábado, 30 de julio de 2016

1581 Roncesvalles reclama pechas en Araquil

1581 Roncesvalles reclama pechas en Araquil
Reclamación ante la Cámara de Comptos Reales “en ciertos lugares de la Val de Araquil: Villanueva, Satrustegui, Eguiarreta, Echeberri, Goldaraz, Urriza, Urrizola, Izurdiaga, Zuazu, Ecay sesenta robos de trigo y el Concejo de Aizcorbe quarenta y cinco tarjas en dinero dos años pagaderos a Roncesvalles y el tercero al Rey... en Hecheberri tarja y media en dinero, que debe cobrar el Clavero de Atarrabia”.
            Aizcorbe: el 1 de diciembre de 1581 les reclama a los vecinos de Aizcorbe el Clavero “25 tarjas por año de pecha que deben”, desde hace 6 años y las costas, y les pidió bienes que garantizasen la deuda: “los quales dixieron que nunca ellos la pecha havían pagado, ni la devían, y que se tenían por agrabiados de la dicha execución”; salió fiador “Juan Miguel de Ocinaga”, vecino del mismo Aizcorbe.
            Eguiarreta: el mismo día de 1581 el Clavero le pide a “María de Eguiarreta, viuda de la casa de Peruluzena”, un robo de trigo al año y que debe ya 3 robos. Contesta la viuda que no pagaría, porque no los debía; y al reclamarle que consignase bienes “respondió que no tenía que consignar bienes, ni tal aría, y viendo que no quería, executó huna çamarra de cabritos vieja y una ajada o arpón, que llaman, y un capote de dos aldas negro”.

viernes, 29 de julio de 2016

1579 Pechas al Monasterio de Iranzu

1579 Pechas al Monasterio de Iranzu

“Ilustres Señores. Los abad y monjes del Monesterio de Nuestra Señora de Irançu dizen que los pueblos y personas particulares contenidos y nombrados en el rolde y memorial, que presientan, deben al dicho Monesterio en cada un año las cantidades y cossas contenidas y nombradas en el rolde y memorial, que presientan.
Suplican a Vs. Ms.  manden darles mandato executorio de las dichas cantidades de pechas contra los pueblos concegilmente y contra los particulares, y piden justicia.
            Otrosí dizen que los nombrados en otro memorial que presentan deben a los suplicantes por los años de mil quinientos setenta y dos y setenta y tres, setenta y quoatro, setenta y cinco, setenta y seys, setenta y siete, setenta y ocho presente las pechas y cossas contenidas en el dicho memorial.
            Suplican a Vs. Ms.  manden darles tanbién executoria contra los contenidos en el dicho memorial y piden justicia. Pedro de Larramendi”.
            “En Pamplona en Cámara de Comptos Reales en juizio juebes a veynte y seis de hebrero de mil y quinientos setenta y nuebe años leyda esta petición la Cámara mandó en quanto a

jueves, 28 de julio de 2016

1535 Satrustegui o Escudero hidalguía

1535 Satrustegui o Escudero hidalguía
Por estos años son numerosos los expedientes de hidalguía, que se promueven, con objeto de librarse de trabajar en las obras militares de Pamplona; en este caso para no llevar cal a la ciudad.
Artículos presentados el 20 de agosto de 1535 para prueba de la hidalguía de los Satrustegui:
            “1.º Entiende probar Carlos de Larraya, Procurador de Juanes de Satrustegui, Martín e Joanot de Satrustegui, vezinos del dicho lugar, contra el Procurador Fiscal, que el dicho Juanes de Satrustegui, Martín e Joanot, demandantes son hijos legítimos y naturales procreados en legítimo matrimonio de Martín de Satrustegui e María de Yabarr su legítima muger, vezinos que fueron de Satrustegui, los quoales los batizaron, criaron e alimentaron e trataron como a hijos suyos llamándoles ellos a ellos padre e madre y ellos a los dichos demandantes hijos, e por tales sus hijos fueron avidos, tenidos e reputados.
            2.º Otrosí que el dicho Martín de Satrustegui, padre de los demandantes, hera hijo legítimo y natural procreado en legítimo matrimonio de Micheto Escudero e María Joan su muger, vezinos que fueron de Satrustegui, los quoales lo batizaron, crearon e alimentaron e trataron teniendo en su casa al dicho Martín de Satrustegui llamándole hijo y él a ellos padre e madre y por tal su hijo hera avido, tenido y reputado.
            3.º Otrosí que el dicho Martín de Satrustegui e Micheto Escudero, padre e aguelo de los dichos demandantes fueron hombre hijosdalgo y en tal posesión de hombres hijosdalgo estubier

miércoles, 27 de julio de 2016

1650 Diputado Irañeta y Araquil

1650 Diputado Irañeta
“Poder del Concejo de Irañeta para pidir que aya Diputados en la Valle”
Los demás pueblos de Araquil hacen la misma solicitud.
            “En el lugar de Irañeta a veinte y cinco días del mes de mayo del año mil seiscientos y cinquenta, ante mi, el escribano y testigos, los Jurados, Mayorales y vezinos del dicho lugar de Irañeta, estando juntos y congregados en su lugar acostumbrado a llamamiento de los Mayorales para expedir y librar los cassos y negocios concernientes al dicho lugar y su Concejo, donde se hallaron presentes:
Martín de Satrustegui y Miguel de Anssa, Jurados,
Pedro Escudero y Martín Escudero, Mayorales,
Lorenz de Villanueba,
Francisco de Liçasoain,
Simón Goicoa,
Víctor de Aldava,
Juanes de Yarça,